Seguro que cuando oyes hablar de Tenerife o de las Islas Canarias lo primero en lo que piensas es tirarte en la playa a disfrutar del buen tiempo y alojarte en uno de los complejos hoteleros de las islas. No es de extrañar, habitualmente se vende el viaje a las Islas Canarias como nuestra alternativa nacional a los todo incluido del Caribe. Pero eso realmente es desaprovechar el viaje…

Concretamente, hoy te hablaremos de Tenerife. De todas esas visitas que no te puedes perder alrededor de la isla. Vamos, que no dudes en alquilarte un coche para darte una vuelta por allí por que hay mucho que ver.Qué ver en

Una ruta en coche por Tenerife.

No te vamos a dar un itinerario al uso porque en esta ocasión no tiene sentido. Se puede cruzar Tenerife de norte a sur en una hora en coche, por lo que os podéis organizar la visita como más apetezca. Pensar más en qué sitios os apetece visitar primero y cuanto tiempo vais a dedicarle a cada uno de ellos.

El Teide

Empezamos por la visita obligada. No puedes irte sin haber visitado el Teide. La visita a la montaña más alta de España es una de las actividades que tienes que hacer en Tenerife. Pero tranquilo, que si te has propuesto viajar a Tenerife para descansar no vamos a decirte ahora que te hagas la ascensión al Teide a pie… Cuando llegues allí puedes optar por la opción del teleférico que te dejara a escasos 200 metros del mirador.La Laguna.

 La Laguna

La Laguna, ademas de estar declarado Patrimonio Nacional de la Unesco por su arquitectura, es una de las zonas con más ambiente de ocio de la isla. Si viajas en época lectiva puedes pasarte un jueves para disfrutar del ambiente universitario y conocer a fondo la noche tinerfeña.

Puerto de la Cruz y el Lago Martiánez

En Puerto de la Cruz vais a encontrar una de las zonas más concurridas de la isla. Está llena de hoteles, zonas residenciales, locales de ocio etc. Podéis visitar el puerto, el paseo marítimo, el casco antiguo y una zona bastante peculiar, un complejo de piscinas conocido como Lago Martiánez que han construido sobre la piedra volcánica frente al mar. Son una especie de piscinas naturales muy cruiosas.